Skip Navigation LinksHome Resumen

Perspectiva general Relay

¿Qué es Relay Texas?

Relay Texas proporciona un servicio de interpretación telefónica entre los individuos que pueden escuhar y aquellos con sordera, dificultades auditivas, sordera-ceguera o dificultades de habla. Los agentes de Relay Texas tienen equipos que les permiten escuhar a las personas que llaman y hablan y también leer el texto enviado por usuarios de teléfonos de texto (TTY).

Este servicio está disponible para los texanos las 24 horas del día, los 365 días del año. No hay restricciones impuestas sobre las llamadas de Relay Texas. Las leyes de Texas y los Estados Unidos garantizan confidencialidad para los usuarios y operadores de retransmisión.

La Comisión de Servicios Públicos (PUC) está legalmente autorizada con la supervisión de Relay Texas. El administrador de Relay Texas de la PUC trabaja para garantizar que las necesidades de las empresas y los individuos se comuniquen a la Comisión y a Sprint, proveedor del servicio de retransmisión de Texas hasta agosto de 2011, y para que éstos las traten correctamente.

¿Cómo funciona Relay Texas?

Tanto un usuario de TTY como una persona que utiliza un teléfono estándar pueden iniciar una llamada a través de Relay Texas al marcar el número de retransmisión 711 o el número asignado de 10 dígitos. Luego de marcar Relay Texas, la persona que inicia la llamada proporciona el número telefónico deseado al agente de Relay Texas, quien luego marca el número con otra línea telefónica. El agente de retransmisión escribe las palabras habladas del usuario de teléfono estándar a la persona que utiliza TTY y expresa el texto del usuario de TTY.


¿Cómo se financian Relay Texas?

El Fondo de Servicio Universal de Texas (TUSF) proporciona fondos para Relay Texas. Los costos de Relay Texas representan menos del cinco por ciento del todo el TUSF. Para obtener más información sobre el Fondo de Servicio Universal de Texas, visite el siguiente enlace: Fondo de Servicio Universal de Texas

Historia de Relay

En 1989, la Legislatura de Texas adoptó el Proyecto de Ley 174, que autorizaba a la Comisión de Servicios Públicos de Texas (PUC) a establecer un servicio de retransmisión de telecomunicaciones a nivel estatal para proporcionar acceso a la red de telefonía para los individuos sordos, con dificultades auditivas, sordociegos o con problemas de habla. Este servicio, conocido como "Relay Texas" se inició el 1 de septiembre de 1990 y está financiado por el Fondo de Servicio Universal de Texas (TUSF).